Loading...

domingo, 7 de marzo de 2010

Feliz día mujeres y no se pierdan de leer esta carta!



Carta a Adriano



Autora: Patricia del Río ( Perú)



Hijito mío:
El lunes se celebra el Día Internacional de la Mujer y, como tu mamá es una pesada que no puede perder la oportunidad de hablar sobre temas de género, hoy te escribo esta carta con la esperanza de que los chicos y chicas de tu generación, que nacieron en este siglo más libre y más democrático, aprendan a mirarse de frente, aceptando sus diferencias, pero reconociendo que todos los seres humanos se merecen las mismas oportunidades.

Recién tienes dos años y ya te quedó clarísimo que entre tu primita Belén y tú hay algunas cosas que no son iguales. Belén usa vestidos; tú, pantalones. Belén hace pilita sentada, y tú te paras al borde de la taza para demostrarle que tampoco usas pañal. Sé que andas tratando de entender, en esa cabecita tierna que tienes, qué otras cosas los diferencian. Desde ya te puedo decir que ninguna es lo suficientemente importante como para que creas que te mereces un mejor lugar en este mundo por haber nacido varón.
El problema, mi hijo lindo, es que estás creciendo en una sociedad que todavía mantiene esquemas machistas. Eso quiere decir, que aunque tu mamá y tu papá te digan miles de veces que los hombres no son mejores que las mujeres, vas a encontrar innumerables datos a tu alrededor que te podrían hacer pensar lo contrario: por ejemplo, la mayoría de tus autoridades (alcaldes, presidentes, congresistas, ministros) son hombres. También lo son esos señores muy importantes con los que conversa mami en la radio. Hay mujeres, por supuesto, pero todavía son pocas en puesto de poder, en comparación con los que usan calzoncillos.

Conforme crezcas, también irás notando que la calle es un espacio menos agresivo para ti que para tus primitas. Tendrás que ver cómo insultan a las chicas haciendo alusión a sus tetas o a su culo (no te espantes, esas son las palabras que escucharás). Te indignarás cuando intenten tocarlas como si su cuerpo fuera propiedad pública. Escucharás a algunos de tus amiguitos del Twitter hablar de las mujeres como si fueran trofeos, y nunca faltará un imbécil que te diga que si las quieres tener dominadas tienes que maltratarlas.

Yo no voy a poder evitar, mi chiquito, que estés expuesto a esa información, y tampoco podré alejarte de las noticias que te contarán, todos los días, que a las mujeres en el Perú les pegan, las queman vivas, las violan y las torturan psicológicamente. Por más que intente protegerte, vas a crecer en un país donde una señora tiene siete veces más posibilidades de morirse dentro de su casa, masacrada por su pareja, que en la calle.

Lo que sí te puedo decir, mi Adriano, es que estoy segura de que esa belleza que es hoy tu alma no se dejará deformar por el contexto en el que creces, y que te convertirás en un hombrecito preparado para respetar a todos los seres humanos que se crucen en tu camino, independientemente de su sexo. Para eso trabaja tu madre. Para eso trabajan millones de mujeres y hombres que quieren un país con más igualdad. Feliz día de la mujer, hijo mío.

No hay comentarios:

Puerta

Puerta
Enrique Medina