Loading...

miércoles, 9 de marzo de 2011

APROXIMACIÓN A LA MURGA URUGUAYA (2)



En los últimos tiempos en la educación,-felizmente- hay una tendencia más proclive a incluir manifestaciones del arte popular.
Cuando cursé Primaria y Secundaria, era inadmisible que se incorporara a la murga como un “hecho cultural” destacable. Sin embargo, actualmente y a pesar de los muchos detractores que tiene, el género se ha impuesto como una manifestación genuinamente uruguaya. Ahora sí tiene su correspondiente lugar en los programas de estudio. Me he preguntado más de una vez:
¿Por qué ha costado tanto acercarse a esta expresión tan genuina?
Entre los detractores tenemos a los que dicen que no les gusta el carnaval, o que es muy largo, o que el ruido de los tablados es molesto, y que patatín y que patatán. A “los que no les gusta el carnaval”, yo puedo contestarles que a mí no me gusta el arroz con leche, y, sin embargo, no molesto a los que son fanáticos del asqueroso-para mí- postre. También estoy de acuerdo en que es el “carnaval más largo del mundo”, ¿Y qué?
En cuanto a los “ruidos molestos”, considero que “no tiene la culpa el chancho sino el que le rasca el lomo”. ¿Los organismos competentes, hicieron relevamiento de datos antes de dejar armar los tablados barriales para ver si eran los lugares apropiados?
¿No se podrían “ajustar los decibeles a límites tolerables que no molesten a los que a altas horas de la madrugada quieren/necesitan dormir? (Aunque parezca mentira, todavía queda alguna gente que “labura” en el país, no mucha, pero queda…).
Hay una clase de detractores que me resulta particularmente molesta. Está integrada por los que creen haber ascendido en la escala social y desprecian todo lo que tenga cierto “tufillo” popular. Porque ellos-ahora- son “de buenas costumbres”, “distintos”, “refinados”…
Como dice la letra de un viejo tango –compuesto por uruguayos, aunque lo hayan popularizado los argentinos-:

“Niño bien pretencioso y engrupido/que tenés berretín de figurar/Niño bien que llevás dos apellidos/y que usás de escritorio el Petit Bar/Pelandrún que la vas de distinguido/Y siempre hablás de “la estancia de papá”/Mientras tu viejo pa’ganarse el puchero/todos los días sale a vender fainá”.
¿Les suena?
Además, también tenemos divididos los “bandos” de los gustos. Unos están por la murga-murga; otros por la murga-mensaje; otros por el “murgón” antiguo… En fin. Lo cierto es que nuestro actual carnaval presenta variaciones para todos los gustos. Lo único que tenemos que hacer es elegir.
Por ejemplo, del llamado “Carnaval de las promesas” y de la movida de “Murga joven”- estupendos semilleros de nuevas propuestas,- ha brotado una savia renovadora que convirtió a la murga en un orgullo nacional.
Es notable el fenómeno del surgimiento de nuevas agrupaciones, cada vez más profesionales, que han cimentado una nutrida “hinchada” que las sigue a todas partes y agota todas las entradas. Un claro ejemplo es la popular “Agarrate Catalina”. Conozco fanáticos que esperaron en la “noche de los fallos” el programa de la llamada “liguilla”- tercera vuelta- hasta más tarde de las tres de la mañana para comprar inmediatamente las entradas apenas abrieran los locales. Se vendieron de inmediato. La tercera actuación será hoy, 9 de marzo y nuevamente, la tendré que ver por TV.
Formo parte de una hinchada silenciosa a la cual la edad ya no le permite batirse a codazo limpio para conseguir una buena ubicación. Como soy una verdadera “Catalina”, (los que vieron el magnífico espectáculo de años anteriores de “El viaje” saben a qué me refiero…), me quedaré despierta para ver esta tercera actuación.
Me encanta seguir la fantástica y creativa evolución de esta corriente joven.
Para los que piensen como yo, recomiendo el libro “Agarrate Catalina” que escribieron Valeria Tanco y Yamandú Cardozo.Cuenta maravillosamente la “aventura” de esta murga tan particular.
Basta recordar que ganó tres veces el primer premio en su categoría. Sobre el primer premio del año 2005, comentan:

“Qué pasó con esta murga ese año.
La gente la vio. La gente agotó entradas para verla. La gente la siguió por una necesidad febril. La gente volvió al carnaval después de muchos años de ausencia. La gente se acercó al carnaval por primera vez en su vida. La gente la aplaudió a rabiar. La gente se rió a carcajadas. La gente la abrazó. La gente lloró. La gente la hizo suya”.

Yo agrego: si el jurado de este año 2011 no se pone “pacato”-por la temática, por el lenguaje, por el “escozor” que puede provocar la Cata… ¡Hasta podría ganar otra vez!
Como rival serio tiene un “murgón”: “Curtidores de Hongos” que este año cumple sus primeros cien años, también está “Falta y resto” que volvió a la arena, con un espectáculo que incluye el “rap” de una argentina; y quizás dispute primeros lugares otra murga interesante: “La trasnochada”, formada por muchos ex parodistas.
¿No les dije? ¡Hay para todos los gustos!
¿Escuchamos un poco a la Cata? ¡Comparto la actuación completa gracias a "Croata 845" de "youtube"!

No hay comentarios:

Puerta

Puerta
Enrique Medina