Loading...

miércoles, 12 de agosto de 2009

Recuerdos: ni tantos ni tan pocos.

Interesante esto de ponerse a recordar pero escuchando música.
No había tanta iluminación, la orquesta quedaba medio a oscuras, no teníamos pantallas gigantes, era muy difícil escuchar en vivo a un Ray Coniff, y además, era música tan distinta, ¿ verdad?
La filmación sin recursos casi, los bailarines ni notorios, que fácil era quedar felices.
Escuchemos un poquito hoy para recordar, en mi caso, que bailaban mis padres cuando no bailaban tango.
Ritmos distantes a los de hoy...tal vez, pero permitieron que nazcan los que vinieron luego.
Seguimos soñando antes de nostalgiarnos el 24 de noche.


No hay comentarios:

Puerta

Puerta
Enrique Medina