Loading...

miércoles, 11 de agosto de 2010

La comunicación y educación a distancia.



¿ Vivimos otra Era? ¿ La educación va acompañando el proceso de las nuevas comunicaciones? ¿ Cambiará el ritmo lento esta vieja estructura educativa y qué ocurrirá con docentes y alumnos? ¿ Habrá una nueva teoría sobre el conocimiento y sobre la pedagogía?
Sin dudas son preguntas, me faltan muchas, que se elaboran a diario con el transcurrir frenético de la robótica y de la física cuántica y de las computadoras cada día un poco más pequeñas y veloces. En la medida en que ya no nos asombran las nuevas formas y todo adquiere un nuevo entorno, parece que la educación amerita más y más una reforma o una verdadera revolución desde sus bases.
Eso quizás desestabilice y enlentezca los cambios porque si eso ocurre, el concepto de pedagogía y de educador deberán ponerse en el tapete. No sé si hay muchos que lo deseen.
La educación que ha sido y es, la llave por la cual pudimos abrir muchas puertas también ha gozado del despotismo y la soberbia de los educadores ( no todos, hablo de la esencia) del que sabe y del que no, del que gobierna con su conocimiento y deja de lado al que no lo posee, en cierta forma muchas veces la educación ha sido tan despótica como la medicina.
La medicina guarda en sí el código secreto de la cura y maneja el dolor a su favor, muchas veces se adueña de las decisiones de los pacientes sin su consentimiento o mienten sin vergüenza para experimentar. Gracias a ella los laboratorios son empresas con incontables ganancias y los experimentos no pagan los impuestos debidos. Hacerle juicio a un médico es casi tan difícil como viajar a la luna, en este país.
No tengo idea si se puede enjuiciar a un profesor, no sé tando de derecho penal o civil o el que sea: pero no he oído de ello. ¿ Quién no recuerda un caso de " mala praxis" en el sistema educativo? Y se pierden estudiantes confiados, y se pierde tiempo y se pierde conocimiento pero, no sé si eso es enjuiciable. Debería serlo.
Bueno, para no irme por las ramas: tal vez esto de las nuevas formas de comunicación, las Aulas virtuales y los espacios para abrir conocimientos colaborativos, pongan en real tela de juicio el viejo dogma de la Educación y por eso, demoramos tanto en aceptar las nuevas realidades.
Es mi modesta opinión.

No hay comentarios:

Puerta

Puerta
Enrique Medina