Loading...

martes, 6 de julio de 2010

En el mes de julio, Julio

Mi compañera bloguera me pidió que escribiera sobre el mes de julio y realmente me puso en un brete.
¿Qué puedo escribir sobre julio que ya no se haya dicho? Ya sabemos que tiene varios significados y que es posible que alguno de ellos se nos descubra de golpe en la más inesperada de las circunstancias. En un sentido parece que julio significaría “el que es fuerte de raíz”. No está mal si tenemos en cuenta la actuación de la celeste que al fin y al cabo fue la única selección de estos parajes que aún está en Sudáfrica. Por ser “fuertes de raíz”, Holanda no nos pudo llenar la canasta. No es poca cosa.

También Julio es nombre de persona. Uno de mis Julios más queridos fue Cortázar, a quien nadie pudo reprocharle que no hubiera sido fuerte y con unas increíbles raíces aferradas a su tierra natal, ya que pese a vivir en Francia desde 1951, siguió apegado a su querida Argentina. Volvió a ella en 1983, durante el gobierno de Alfonsín, un año antes de morir.

Recuerdo que afirmó en una entrevista que el humor “es lo más serio que hay” lo cual se puede apreciar en muchos de sus textos, sobre todo, en sus “Historias de cronopios y de famas”, unos micro-relatos estupendos.
Los cronopios son unos seres especiales y por eso, les ocurren cosas insólitas en lo cotidiano.
Ahora que lo pienso: ¿Malu, será un cronopio? Hummmmm… ¡Habrá que investigar!
Acercarnos a estos micro- textos nos ayudará a “desalmidonarnos”.
Por lo tanto, los invito a perder solemnidad y empaque. ¡Estamos en la última semana de las vacaciones de julio! Y el otro Julio, que siempre supo abrir la puerta para ir a jugar, nos lleva de la mano a bailar tregua y catala.

No hay comentarios:

Puerta

Puerta
Enrique Medina